Cada persona que ha pasado por Aspasim forma parte del alma de la entidad. Personas que atendemos, profesionales, voluntarios, familiares… centenares de historias forman la historia de Aspasim

En 1938 María Mullerat, maestra pionera en el trabajo con personas con discapacidad, recibió el encargo por parte de la Regidora de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona de detectar “las alteraciones de los escolares en las escuelas municipales y grupos escolares de Barcelona”. Poco después conocería a Vicenta Verdú, pedagoga especializada en dificultades del aprendizaje, con quien impartían clases de refuerzo educativo a un grupo de niños con necesidades educativas especiales, para poder integrarlos de nuevo a las escuelas ordinarias.

Especializadas en la aplicación de pedagogías activas de los métodos Montessori, Decroly y Fröbel y rodeadas de otros profesionales como doctores, pedagogas, maestros … formalizaron su actividad en crear en 1963 la Institución Mullerat, autorizada como escuela de primaria, y el 1969 la Asociación de padres para niños con disminución psíquica, actualmente ASPASIM, atención a la discapacidad psíquica.

Desde aquel momento la entidad ha sumado proyectos para garantizar la atención integral y a lo largo de la vida de personas con discapacidad intelectual grave. La educación inclusiva sigue siendo nuclear en la actividad de Aspasim, ofreciendo acompañamiento a niños con necesidades educativas especiales en la escuela ordinaria con el soporte de un Centro de Educación Especial ubicado en Vallvidrera, y ofreciendo formación especializada en atención especial para profesionales. Para aquellas personas que ya han acabado la etapa formativa y no se pueden incorporar al mercado laboral ordinario, Aspasim ofrece talleres ocupacionales enfocados a la artesanía, la manufactura, la agricultura ecológica, y los cuentos musicados, lo que ha permitido crear una marca propia de productos para ferias, productos SENTIT, y una compañía de espectáculos para niños, El Botó Mágic. Además Aspasim dispone de una decena de hogares para 4-10 personas con apoyo social permanente, donde se promueve un modelo de vivienda familiar y en red con el entorno. Complementamos el proyecto Propuestas de Sensibilización e implicación ciudadana como la carrera Correm Junts y el primer gigante con discapacidad intelectual de Cataluña, el gigante Normag.

La Generalitat de Cataluña en 2006 reconoció Aspasim con el Premio Cataluña de Educación, que valora las iniciativas que destacan por la trayectoria, la tarea y la innovadora contribución a la docencia en Cataluña. Y en 2015 con la Cruz de San Jorge “en reconocimiento del conjunto de su actividad educativa, ocupacional, y residencial, y los valores que transmite constituyen un ejemplo muy válido de apoyo a los más vulnerables, y a su mejor integración en la sociedad”.

Reconocimientos que se suman al incansable apoyo de organizaciones, entidades, familiares y vecindad, que día a día dan sentido a la actividad de Aspasim.

Conoce el día a día de la discapacidad

Estate al día de Aspasim

       

    Día a día