Muchas gracias por vuestra solidaridad infinita

La Fundación Aspasim desea haceros llegar su profundo agradecimiento por apoyarnos ante el impacto de la COVID-19. Estamos conmovidos por la enorme solidaridad que hemos recibido. Gracias a vuestras aportaciones y a la incansable energía de los profesionales, hemos frenado el golpe de una pandemia que habría podido dejar enormes secuelas a la entidad y a las personas que forman parte de ella.

Como retorno de vuestra confianza, deseamos compartir con vosotros cuál ha sido hasta ahora el impacto de la pandemia y la gestión que hemos realizado en Aspasim para paliarla.

Desde el 13 de marzo, cuando comenzó el confinamiento, hemos cesado la actividad en los talleres ocupacionales y el acompañamiento educativo para destinar todos los recursos a las 70 personas que viven en los 10 hogares de la entidad. Para cubrir el acompañamiento en estos hogares durante las 24 horas del día y durante 7 días a la semana son necesarios aproximadamente 135 profesionales en rotación, a los que hemos dotado del material sanitario imprescindible para hacer una atención segura. Hasta la primera semana de abril, la Administración pública no nos envió ningún material sanitario; de entrada, fue muy insuficiente y después solo cubrimos necesidades mínimas. Un 70 % de los profesionales han estado de baja, aislados por síntomas de COVID-19, debido a que son población de riesgo o porque han tenido que hacerse cargo de alguna persona enferma. Estas bajas Aspasim las completará para que todos y todas perciban el 100 % de su salario. Para cubrir al personal de baja hemos contado con personal de entidades especializadas en la atención a personas con discapacidad, a los cuales se les ha pagado por horas.

Hasta día de hoy, hemos tenido nueve positivos: cuatro personas asintomáticas, cinco que han sido hospitalizadas con acompañamiento permanente de Aspasim y que ya han recibido el alta; un profesional que tuvo complicaciones, fue hospitalizado y también ya está en casa, y el señor Josep Maria Vila, padre de una de las personas a las que atendemos, miembro del Patronato de la Fundación Aspasim, que murió el pasado 5 de abril. Cuando podamos reencontrarnos, nos despediremos de él como su infinita humanidad e implicación se merece.

Cada vez que se ha confirmado un positivo, hemos llevado a cabo una desinfección completa en el piso donde estaba la persona afectada, lo cual ha supuesto un gasto, que, de entrada, debimos asumir como entidad, aunque, ya desde la primera semana de abril, nos complementamos con el Ayuntamiento de Barcelona.

La gestión del impacto del coronavirus ha tenido por ahora un sobrecoste de 15.000 euros semanales para Aspasim. Este gasto nos afecta mucho puesto que la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) mantiene una deuda acumulada de 172.000 euros con Aspasim, y ello  complica enormemente la liquidez de la entidad. La deuda de la DGAIA se desglosa entre los 132.000 euros de expedientes económicos, las partidas relativas al acompañamiento de niños con discapacidad tutelados por la DGAIA a los que nosotros cuidamos y de los cuales no recibimos ningún pago, y los 40.000 euros de sobreocupación —niños y niñas de los que se nos ha transferido el cuidado pero no la plaza concertada. Ya en 2015 sufrimos una situación similar con la DGAIA, que denunciamos por vía legal y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña falló a nuestro favor.

Ante esta emergencia, el 17 de marzo, pusimos en marcha una campaña de denuncia y captación de fondos que nos permitiera garantizar el cuidado de las personas a las que atendemos y la protección sanitaria de nuestros profesionales. La respuesta ha sido abrumadora: más de 260 personas y organizaciones han realizado aportaciones económicas y de producto que superan los 65.000 euros. En paralelo, los principales medios de comunicación se han hecho eco de ello, lo cual ha permitido sensibilizar a la población y desatascar el pago de parte de la deuda de la Administración.

Así pues, vuestra solidaridad quedará para siempre en el ADN de la Fundación Aspasim. Como las personas a las que atendemos, como los profesionales que hacen su trabajo, vosotros también sois parte de los imprescindibles.

Cuando acabe el confinamiento, os invitaremos a hacer una visita a Aspasim a pleno funcionamiento, para conocer en profundidad el proyecto del que formáis parte.

Antes del 30 de abril, el Departamento de Administración de la Fundación Aspasim contactará con todas las personas y organizaciones que han realizado donativos a fin de tramitar los certificados de donación. Si aún no nos hemos puesto en contacto con vosotros, escribidnos a fundacio@aspasim.com.

¡De nuevo, muchas, muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactar

Rellena el formulario siguiente y te contactaremos lo antes posible.